El tinglado nº 2 ya está en obras

Se ha iniciado una intervención de seguridad previa a la rehabilitación integral. La actuación, presupuestada en 42.010 euros y con un plazo de ejecución de 2 meses, ha sido adjudicada a Trasejar. Andrea Gimeno y Xevi Lluch, del estudio ‘Rellam Arquitectura’, son los responsables del proyecto. A partir de enero de 2017, podrán volver a celebrarse actividades en el tinglado nº 2.

El Consorci València 2007 ha iniciado la fase previa de rehabilitación del tinglado nº2. El objetivo de esta actuación es asegurar la estabilidad del edificio y su ornamentación, hasta que se acometa la restauración integral prevista. Los trabajos se centran en las zonas laterales, las más deterioradas y valladas hasta hoy por el riesgo de caída de elementos. La actuación consiste en el desmontaje de cuerpos inestables; la instalación de muros de refuerzo estructural y de lonas de protección; pequeñas reposiciones de elementos que se han desprendido; el saneamiento de bajantes de agua pluvial y la revisión de la instalación eléctrica.

La lona tensada cubrirá tanto los laterales de la nave como la estructura metálica del techo, asegurará el recinto y creará una nueva atmósfera temporal. Esta lona cumplirá una doble función: por un lado, imposibilitará la entrada de aves y el perjuicio que causan en la estructura, y por otro, impedirá el acceso a zonas inseguras. El cierre de espacios se realizará de forma escalonada, siguiendo los avances de la obra. De este modo, siempre habrá superficie del recinto utilizable.

El muro de refuerzo que se situará en los laterales también facilitará el acceso al tinglado ya que permitirá retirar las vallas que hasta ahora restringen el paso. Y la limpieza de las instalaciones eléctricas consistirá en la realización del cableado estrictamente necesario para el buen funcionamiento del edificio.

Todos los elementos que se introducen en esta operación son de carácter temporal y desmontables, para poder ser retirados cuando se aborde la rehabilitación integral del tinglado. Por estas características, se define como una actuación reversible, que respeta el posterior proyecto global de restauración.

A partir de enero de 2017, en cuanto finalice esta actuación, el Consorci València 2007 volverá a conceder permisos para poder organizar actividades en el recinto.

 

 

 

 

 

 

 

This entry was posted in NOTICIAS. Bookmark the permalink.