La factoría cívica de València, ejemplo de las nuevas dinámicas para la construcción de ciudades

El sábado 26 de noviembre se clausuró en el Alinghi el foro del Civic Factory Fest la Marina. El acto reunió a la primer teniente alcalde del Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, el arquitecto urbanista, Manu Fernández y el ex-alcalde de Quito, Augusto Barrera.

Manu Fernandez destacó la factoría cívica de València como un “ejemplo de experimentación potente e innovador” para construir ciudades inteligentes.

Sandra Gómez consideró necesario el proyecto Civic Factory: “Es momento de co-gestionar. El nuevo relato de València se ha de construir entre todos: ciudadanía, emprendedores y administración”.

Augusto Barrera también alabó el proyecto basado en la innovación social, el nuevo urbanismo y la participación colaborativa: “la ciudad deber ser capaz de producir ciudadanía para tener un modelo sostenible en el tiempo.”

El foro del Civic Factory Fest La Marina se clausuró en un debate abierto a la ciudadanía donde se plantearon las nuevas dinámicas para construir las ciudades del futuro. En el debate participaron Ramon Marrades, director estratégico del Consorci València 2007; Domenico di Siena y Jonathan Reyes, arquitectos miembros de CivicWise (entidad co-organizadora de la factoría cívica, junto a la Marina de València); Sandra Gómez, primer teniente alcalde del Ayuntamiento de València y Augusto Barrera, ex-alcalde de Quito y director del Centro de Investigación en Políticas Públicas y Territorio de la Universidad Flacso (Ecuador).

Como señalaron Reyes y Di Siena, la factoría cívica, que se ha desarrollado durante el mes de noviembre en la antigua base del Alinghi, ha trabajado como una “fábrica de ideas” para aplicarse a dos escalas: la nueva Marina y la ciudad de València. Siena destacó que Civic Factory “ha sido un espacio generador de oportunidades y sinergias” y Reyes añadió que “se ha conseguido crear ese punto de encuentro entre lo público, lo privado y lo común.”

La primer teniente alcalde del Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, valoró la iniciativa de la factoría cívica porque “es momento de co-gestionar y decidir entre todos nuestra ciudad.” y “se ha de realizar desde la combinación entre lo público y lo privado.” Gómez afirmó que “el nuevo relato de València” se ha de contruir entre todos, ciudadanía, emprendedores y administración, y no puede estar determinado solo por los políticos, sean del color que sean, “porque València es de los ciudadanos.” La representante municipal aprovechó el foro para anunciar la celebración de un congreso en el 2017 donde se espera acordar un pacto social para diseñar la València del futuro.

El ex-alcalde de Quito, Augusto Barrera, aportó una visión macro y explicó que en muchas ciudades del mundo se están desarrollando estas nuevas dinámicas basadas en la innovación social, el nuevo urbanismo y la participación colaborativa. Barrera afirmó que ahora es momento de “producir ciudad” y que el 70% de las ciudades de 2050 todavía está por hacer. En este proceso, “la ciudad deber ser capaz de producir ciudadanía para tener un modelo sostenible en el tiempo.”

El arquitecto urbanista, Manu Fernández, ofreció previamente una conferencia el título “Estrategias adaptativas sobre regeneración urbana” y participó después en el debate. Fernández subrayó el proyecto Civic Factory como una necesidad frente al inmovilismo en las políticas urbanísticas tradicionales. Explicó también que el nuevo municipalismo y el “urbanismo adaptativo” empuja a experimentar, y la factoría cívica es un ejemplo de experimentación. Fernández dijo “sí a la experimentación, pero luego ha de continuar con una consolidación” de las propuestas. El arquitecto explicó ejemplos en todo el mundo de cómo los desarrolladores privados están encontrando usos a espacios públicos en desuso, relacionados con la introducción de actividades productivas locales y usos comunitarios. “El mapa de cadáveres inmobiliarios es tan extenso que no se puede resolver de una vez”.

Por su parte, el director estratégico del Consorci València 2007, Ramon Marrades, agradeció la aportación que la factoría cívica supone para nutrir la estrategia de la nueva Marina de València, basada en dos orientaciones, la activación productiva y la apropiación ciudadana. Marrades habló de una Marina “abierta, creativa, accesible, náutica, emprendedora e innovadora.”

En estos momentos, el equipo de CivicWise está ultimando una exposición de los resultados de la primera factoría cívica de innovación urbana de València. A partir de este fin de semana y durante 15 días, en el edificio Alinghi se expondrán las propuestas que han elaborado grupos de vecinos, empresarios, profesionales, técnicos y representantes públicos, que han trabajado conjuntamente en seis areas: ciudad compartida, economía cívica, desarrollo social, transición ecológica, ciudadanías emergentes y cultura y creatividad.

 

This entry was posted in NOTICIAS and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.