Varadero

Los Varaderos fueron construidos a principios del siglo XX al inicio de una etapa de gran actividad edificatoria en el Puerto de Valencia, cuando se ejecutaron los Tinglados y depósitos, la Estación Marítima, las verjas y la urbanización. Se ubicaron en el llamado Muelle del Varadero, junto a las vías férreas. Su edificación comenzó en 1914, y constaban de dos varaderos, uno para uso público y otro para embarcaciones y obras del Puerto. Cada uno de ellos contaba con tres cuerpos, el central, con un solo piso bajo, destinado a sala de motores, y dos laterales, de dos pisos, destinados a despachos, utensilios y habitaciones del guardián y encargados del varadero. La ornamentación combina elementos modernistas e historicistas.

En 1989, se proyectó la restauración, en la que se optó por la demolición y posterior reconstrucción del edificio, dado el precario estado y la calidad de los materiales originales.

El nuevo edificio conserva el mismo aspecto exterior simétrico de base rectangular y dos plantas, y esta compuesto actualmente por las torres laterales, de hormigón armado, con acceso por su fachada Norte, tal y como fue en su origen. Consta  de planta baja, primera planta, segunda planta y planta de cubierta, sin acceso a la misma desde el interior.

La zona central  de estructura metálica, consta de la planta baja, planta primera y la cubierta. La fachada se compone de ladrillo visto de color rojo, piedra artificial y carpintería de madera acristalada con vidrio transparente.

Actualmente el edificio es un icono de la arquitectura modernista valenciana totalmente restaurado en  su fachada e interiores. Situado frente al Acceso de la Aduana, cuenta con una elegante recepción a la entrada, numerosas salas y despachos dotadas de todos los servicios de oficina necesarios para la implantación de empresas y una amplia terraza con vistas que abarcan la Dársena Interior al completo.

VaraderoEspacios disponibles para instalar tu empresa en La Marina Real Juan Carlos I